La Unión Europea incluye la lucha frente a la resistencia bacteriana en en la nueva normativa sobre medicamentos. Este acuerdo abre el camino hacia un nuevo sistema de normas que pretende mejorar la disponibilidad de estos medicamentos, aumentar la competitividad y la innovación en el sector farmacéutico veterinario y contribuir a la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos. El nuevo reglamento mejorará el uso de los antimicrobianos en el área veterinaria limitando el uso de antibióticos en animales que aún no están enfermos pero que pueden correr el riesgo de enfermar, tanto en el caso de la profilaxis (tratamiento preventivo) como en el de la metafilaxis (tratamiento preventivo grupal). Además, las nuevas normas prevén que determinados antibióticos de importancia crítica para la salud humana se reserven para el tratamiento de ciertas infecciones en personas con el fin de preservar su efectividad.

Tras la confirmación de este acuerdo en el Coreper, el reglamento se presentará al Parlamento Europeo para su votación y, posteriormente, se trasladará al Consejo para su aprobación definitiva. Las nuevas normas se aplicarán a partir del año 2022.

Este es otro de los caminos por los que se dirige el futuro del uso de antibióticos en animales. En enero del 2019 entrará en vigor la prescripción electrónica de antibióticos en ganadería, con ello se intenta regular su uso y avanzar en los trabajos desarrollados en el marco del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos

La disponibilidad de datos cuantitativos sobre los antibióticos que se recetan a los animales de producción ayudará a mejorar la utilización de estos medicamentos y a concienciar sobre la importancia del uso prudente y sostenible de los mismos.

Ya desde el 2015 se han instalado normativas que van dirigidas a la eliminación de los antibióticos en los piensos, de hecho en el 2020 se cumplirá el compromiso de la eliminación de antibióticos en piensos para el vacuno de carne. En el caso el vacuno de leche y debido a su incidencia en la salud humana los acurdos pretenden impulsar el uso prudente de antibióticos.